Lección

Dolor de rodilla

El dolor de rodilla (sobre todo el dolor anterior de rodilla) es común en los deportistas jóvenes. La OCD, de la que ya hemos hablado, es una de las causas del dolor más importantes.

Enfermedad de Osgood-Schlatter
Esta «epifisitis por tracción» es una causa muy común de dolor de rodilla en deportistas adolescentes. Es más común en los chicos y por lo general es bilateral. Se asocia frecuentemente a los deportes que implican correr y saltar, como el fútbol,​y se presenta en deportistas de entre 11 y 15 años de edad.

Antecedentes

El paciente normalmente se queja de un dolor muy localizado alrededor de la tuberosidad tibial que se ve agravado con el ejercicio. El dolor que no se alivia con el reposo o que está presente en reposo no se corresponde con este diagnóstico.

Exploración

Los pacientes presentan dolor a la palpación localizado sobre la tuberosidad tibial, así como inflamación localizada en esta zona. La exploración debería revelar que el resto de la rodilla está normal por lo general.

Pruebas complementarias

Cuando los antecedentes y la exploración tienen los rasgos típicos de esta enfermedad, puede no ser necesario realizar pruebas diagnósticas por imagen. Si hay un dolor y una inflamación más significativos, se recomienda realizar una radiografía. Esta puede mostrar una inflamación de los tejidos blandos, una avulsión parcial o una fragmentación de la tuberosidad. En la gran mayoría de los casos, esta prueba da resultados normales. Las apófisis normales pueden desarrollarse a partir de múltiples centros e imitar la fragmentación.

Tratamiento

En la gran mayoría de los casos, esta es una enfermedad que remite espontáneamente cuando se produce la fusión ósea de la tuberosidad tibial. Los síntomas pueden persistir durante un periodo de hasta dos años. La clave para gestionar esta enfermedad es la educación. Es necesario realizar una modificación de las actividades, pero no hay necesidad de reposo completo. Por lo general basta con reducir el número de sesiones de entrenamiento o la práctica deportiva general. El tratamiento sintomático incluye la aplicación de hielo localizada, la analgesia ocasional y otras modalidades de fisioterapia. En raras ocasiones el dolor agudo requiere el entablillado durante períodos cortos. En muy raras ocasiones no se produce la unión y el fragmento suelto debe extirparse tras la interrupción del crecimiento.

Lesiones de menisco
El menisco es más vascular en los niños. Si bien se alcanzan los niveles de adulto aproximadamente a los diez años de edad, el 20-30 % continúa siendo relativamente más vascular. La mayoría de las roturas de menisco en adolescentes se producen en esta zona vascular («zona roja-roja») y son longitudinales. Estos desgarros tienen el mejor pronóstico de curación, y por lo general se intenta la reparación del menisco (en lugar del desbridamiento).

Es importante recordar que la IRM tiene baja sensibilidad y especificidad para la identificación de las roturas de menisco en adolescentes. Puede haber un número más alto de falsos positivos debido a la alta vascularización.

Las roturas de menisco a menudo se asocian con lesiones del LCA, por lo que el médico debe analizar cuidadosamente la situación. Una reparación del LCA asociado mejora los resultados después de la reparación del menisco. Un menisco discoide puede causar dolor persistente e inflamación en la rodilla, con dolor a la palpación en la línea articular. Por lo general es lateral. La artroscopia puede utilizarse tanto para el diagnóstico como para la intervención quirúrgica de tratamiento.

Lesión del LCA
Una lesión de torsión característica con sospecha de ruptura del LCA puede tratarse de hecho de una avulsión de la espina tibial. Es importante tener en cuenta esta posibilidad, ya que los tratamientos son diferentes. Mientras que una lesión en el propio ligamento se trata a menudo con observación o con la reconstrucción del ligamento, una fractura por avulsión requiere una pronta reducción y fijación. Este tipo de fractura se identifica fácilmente en las radiografías simples.
Dolor referido desde la cadera
La exploración de la articulación de la cadera es obligatoria, ya que trastornos como la enfermedad de Perthes y la epifisiólisis de la cabeza femoral pueden provocar dolor en la rodilla.

Haga clic en las imágenes para ver ejemplos de lesiones de rodilla en deportistas jóvenes.

  • OCD del cóndilo interno

    OCD amplia que afecta a la cara lateral del cóndilo femoral interno.

  • OCD del cóndilo femoral interno

    Lesión de grado 3 que afecta al cóndilo femoral interno.

  • Aplanamiento de los cóndilos femorales

    Esto puede ser un signo de menisco discoideo.

  • Menisco discoideo lateral

    El menisco aparece abultado; está desgarrado y abombado hacia detrás.

  • Lesión del LCA

    Observe la fisis abierta que podría complicar el tratamiento.

La amplitud de movimiento de la cadera debe evaluarse en todos los deportistas jóvenes que presentan dolor en la rodilla. El dolor provocado por los movimientos pasivos de la cadera y su limitación (especialmente la rotación interna) debería llevar a la consideración de que la causa puede ser la cadera. Esto es especialmente cierto cuando la exploración de la rodilla no aporta información relevante.

Dr. Mark Fulcher

Médico deportivo y del ejercicio