Lección

Pinzamiento

El pinzamiento de tobillo puede ocurrir tanto en la parte anterior del tobillo como en la posterior y puede deberse a causas óseas o del tejido blando. Los cambios en el hueso en la zona del tobillo anterior son frecuentes en futbolistas y no siempre son sintomáticos. En estos pacientes, las radiografías periódicas pueden mostrar exostosis compatibles en el margen anterior de la tibia y del cuello del astrágalo. Se cree que estos son consecuencia del contacto repetido durante la flexión dorsal extrema al patear.

El pinzamiento posterior puede ser resultado de diferentes causas. Un proceso posterior del astrágalo o hueso trígono prominentes pueden predisponer al paciente a padecer esta lesión. Entre las causas de pinzamiento relacionadas con el tejido blando se incluyen la hipertrofia sinovial, las lesiones capsulares y ligamentosas, y la tendinitis o tenosinovitis del músculo flexor largo del dedo gordo.

 

Antecedentes

Los deportistas con pinzamiento anterior suelen presentar dolor localizado y dolor a la palpación del tobillo anterior. La flexión dorsal causará dolor y normalmente el movimiento será reducido. La percepción inicial del deportista puede ser la de pérdida de movimiento al estirar la pantorrilla. Los jugadores con pinzamiento posterior refieren dolor en la parte posterior del tobillo cuando patean el balón con el empeine, un movimiento que requiere flexión plantar. El pinzamiento posterior debe considerarse cuando un jugador refiera dolor en el tendón de Aquiles.

 

Exploración

Los pacientes que padecen un pinzamiento anterior presentarán una pérdida de flexión dorsal en bipedestación y dolor ante la flexión doral forzada del tobillo. El signo más concluyente para un diagnóstico de pinzamiento posterior es el dolor en la parte posterior del tobillo ante la flexión plantar forzada. Dependiendo de la lesión, habrá dolor localizado a la palpación del tobillo posterior o en el anterior.

Haga clic en el siguiente vídeo para ver cómo examinar un pinzamiento de tobillo.

Haga clic aquí para ver cómo examinar un pinzamiento anterior.

Vea cómo examinar un pinzamiento posterior. La flexión plantar forzada del tobillo producirá dolor en el tobillo posterior en pacientes con esta lesión.

Pruebas complementarias

Las radiografías suelen ser pruebas diagnósticas de gran utilidad. En algunos casos de pinzamiento posterior, se pueden observar un proceso posterior del astrágalo o un hueso trígono prominentes. Una proyección especial, la proyección lateral en reposo, podría mostrar esto de manera eficaz. En algunos casos se puede observar la presencia de cambios en el hueso en la zona del tobillo anterior en una radiografía lateral que no estén relacionados con el dolor que presenta el jugador. Los deportistas suelen presentar exostosis compatibles en el margen anterior de la tibia y del cuello del astrágalo.

  • Radiografía lateral que muestra signos de pinzamiento óseo en la tibia anterior y en el cuello del astrágalo.

  • Radiografía lateral que muestra un gran hueso trígono.

  • IRM sagital que muestra un aumento de la señal en el hueso trígono.

Tratamiento

Las dos formas de pinzamiento suelen resolverse evitando agravar la actividad. El uso de vendajes o férulas para evitar la flexión dorsal o plantar permitirá al deportista mantenerse activo. Un tratamiento adecuado para el pinzamiento anterior es el uso de taloneras para facilitar la flexión dorsal. También pueden ser de utilidad los AINE por vía oral. Las inyecciones de esteroides pueden aportar un alivio drástico de los síntomas si estos otros métodos fallan. Si los síntomas son resistentes al tratamiento, el desbridamiento artroscópico puede dar buenos resultados. Cabe señalar que en muchos casos los espolones óseos recidivan tras la cirugía, pero los síntomas no suelen hacerlo.

Obtenga más información sobre el pinzamiento de tobillo en la revista de medicina deportiva Aspetar Sports Medicine Journal.