Lección

Pruebas complementarias

Radiografías

Las radiografías ordinarias del tobillo deberían incluir una proyección anteroposterior (AP), una de mortaja y una lateral. La de mortaja es una variante de la proyección AP que muestra la articulación del tobillo sin la superposición del peroné.

En lesiones agudas, las radiografías del tobillo están indicadas si hay presencia de dolor a la palpación del hueso, según las reglas de Ottawa para el tobillo, o si el paciente no puede soportar peso inmediatamente después de ocurrida la lesión y durante la posterior evaluación clínica. Si se siguen correctamente, las reglas de Ottawa para el tobillo pueden detectar todas las fracturas significativas (100 % de sensibilidad).2

Reglas de Ottawa para el tobillo

Solo se requiere una radiografía si hay dolor en la zona maleolar y cualquiera de los siguientes:

  • Dolor a la palpación del hueso en los últimos 6 cm del borde posterior de la tibia o en la punta del maléolo medial.
  • Dolor a la palpación del hueso en los últimos 6 cm del borde posterior del peroné o en la punta del maléolo lateral.
  • Incapacidad para soportar peso inmediatamente después de ocurrida la lesión y al deambular más de cuatro pasos durante la exploración física en urgencias.

Otras proyecciones del tobillo que podrían ser de utilidad son:

  • Proyecciones de pinzamiento anterior o posterior. Se trata de proyecciones laterales en flexión plantar (para pinzamiento posterior) o en flexión dorsal (para pinzamiento anterior), que ayudan a determinar el grado en el que los factores óseos contribuyen al pinzamiento del tobillo.
  • Proyecciones soportando peso. Estas proyecciones ayudan a evaluar la pérdida de cartílago articular, la subluxación en la articulación del tobillo y la diástasis (separación) de la sindesmosis tibioperonea distal.
  • Proyecciones laterales en reposo Ofrecen una proyección del maléolo lateral tras el maléolo medial. Se muestra el tubérculo lateral del proceso posterior del astrágalo o el hueso trígono.
  • Proyección AP del peroné proximal. Esta proyección debe usarse siempre que se sospeche la presencia de fractura de Maisonneuve.
  • Las radiografías de esfuerzo con inversión, eversión y con la maniobra del cajón anterior pueden resaltar la inestabilidad del ligamento.

Haga clic en las siguientes imágenes para observar una serie de radiografías de un tobillo normal.

  • Radiografía AP tobillo derecho + Proyección de mortaja

    Haga clic para ver una versión ampliada

  • Radiografía lateral del tobillo derecho

    Haga clic para ver una versión ampliada

Otras pruebas diagnósticas por imagen

No se suelen indicar otras pruebas por imagen en lesiones agudas.

Las ecografías pueden resultar útiles para definir los tendones peroneos y tibiales posteriores, así como el tendón de Aquiles. También puede mostrar las estructuras ligamentosas alrededor del tobillo.

Tal como ocurre en otras partes del cuerpo, la resonancia magnética es la prueba más idónea para la mayoría de los problemas de tobillo agudos y por sobrecarga. Muestra los ligamentos y tendones del tobillo de manera muy clara y también es la prueba de preferencia para examinar la cúpula astragalina. El TAC es la mejor opción para obtener imágenes detalladas del hueso y puede resultar muy útil en la evaluación preoperatoria de fracturas de tobillo.

Haga clic en las siguientes fotografías para ver imágenes de ecografías, TAC e IRM del tobillo.

  • Un LPAA normal

    Note the uniform thickness and texture on this USS image

  • Un LPAA normal

    on this T1 axial sequence

  • Un LCP normal

    on a coronal fat-sat image

  • Un LTPIA normal (flecha larga) y LTPIP (flecha pequeña)

    on this axial MRI image