Lección

Pastillas para dormir y melatonina

Las pastillas para dormir pueden ser una forma útil de adaptarse a una nueva zona horaria, así como a un entorno desconocido para dormir. Es importante minimizar su uso siempre que sea posible y educar a los deportistas (y al personal) sobre cuál es su mejor uso y los efectos secundarios asociados. Los somníferos generalmente hacen que la persona se quede dormida rápidamente, pero el sueño tiende a ser inquieto, fragmentado y menos reparador. El uso prolongado de pastillas para dormir crea tolerancia.

 

Melatonina

La melatonina endógena es clave para ayudar a mantener los ritmos circadianos normales del organismo. La melatonina también puede utilizarse como suplemento para ayudar a prevenir y tratar el jet lag. Esto conlleva efectos mínimos sobre el rendimiento físico al día siguiente. 1

No existe consenso con respecto al momento de administración y la dosis de melatonina para el jet lag. Lo más común es usar una dosis de 3 mg – 5 mg al acostarse por su efecto somnífero. Los resultados de una revisión de Cochrane demostraron que esta era una estrategia eficaz. 2 La melatonina también se puede administrar de maneras alternativas para intentar modificar el reloj biológico, pero esto es a menudo difícil de hacer en el «mundo real». Por ejemplo, se puede administrar antes de la caída de la temperatura corporal a su punto más bajo para intentar hacer avanzar el reloj biológico. Cuando se administra después del punto más bajo de la temperatura corporal, puede conseguirse un retraso de fase. Esto requiere un cálculo cuidadoso por parte del médico del equipo, pero puede ofrecer beneficios si se hace correctamente.

 

Pastillas para dormir

Las pastillas para dormir más tradicionales también tienen un efecto hipnótico y existen pruebas de que reducen de manera fiable el insomnio causado por el jet lag. Sin embargo, el uso de pastillas para dormir lleva asociados ciertos problemas potenciales. Las benzodiacepinas, en particular, pueden afectar al rendimiento hasta incluso del día siguiente, cosa que no es demasiado aconsejable en un entorno de alto rendimiento. 3 También existen casos documentados de deportistas que han abusado de las pastillas para dormir en situaciones sociales o recreativas.

Cuando se plantea el uso de pastillas para dormir, es recomendable usar fármacos de acción corta, como el zolpidem o la zopiclona. Estos fármacos parecen tener un «efecto resaca» menor al día siguiente.

Los medicamentos de acción corta pueden ser útiles a la hora de mejorar el sueño y de adaptarse a la nueva zona horaria. La duración del tratamiento debe ser limitada y el número de comprimidos recetados debe mantenerse al mínimo.

Dr. Tony Edwards

Médico deportivo y del ejercicio