Tema

Rehabilitación

Tema Progress:

Se utilizan ampliamente varios tratamientos de rehabilitación y fisioterapia para tratar las tendinopatías.

Haga clic en las siguientes pestañas para obtener más información sobre cada una de estas modalidades terapéuticas.

Crioterapia
El uso de crioterapia en las lesiones agudas del tendón es una práctica habitual. Sin embargo, al igual que muchos de los tratamientos utilizados, pocos estudios han analizado su utilidad real desde una perspectiva científica. Se cree que el frío disminuye el flujo sanguíneo en el tejido, el dolor, la velocidad de conducción nerviosa, la tasa metabólica del tendón y, por tanto, el edema y la inflamación en una lesión aguda. El principal beneficio propuesto es la analgesia, que podría justificar su popularidad.
Calor
De la misma forma que la crioterapia, es el otro tratamiento utilizado frecuentemente en las patologías del tendón. Se divide tradicionalmente en dos categorías: superficial y profundo. El superficial incluye compresas calientes, lámparas de infrarrojos, bañeras de hidromasaje, baños de parafina y fluidoterapia. El profundo incluye ecografía y diatermia. Aunque tanto las ecografías como la diatermia se utilizan bastante, hay poca evidencia científica para justificar su uso.10
Tratamiento manual
Algunos tratamientos manuales son populares para tratar las lesiones tendinosas. Los dos más comunes son el masaje transverso profundo (popularizado por Cyriax) y la movilización de los tejidos blandos.10

El masaje transverso profundo ha sido objeto de revisión por Cochrane. Solamente se han encontrado dos estudios aleatorizados de suficiente calidad para ser incluidos, uno sobre el tratamiento de las tendinopatías del extensor radial del carpo (epicondilitis) y otro para el tratamiento del síndrome de fricción de la banda iliotibial. Ninguno muestra los beneficios del masaje transverso profundo en el grupo de control en relación al dolor, fuerza o funcionalidad, aunque sus conclusiones están limitadas por el escaso tamaño de las muestras.10

La movilización de los tejidos blandos consiste en la movilización mediante masaje del área alrededor del tendón para estimular que la sangre se desplace a la zona próxima a la lesión, y de esta forma se cure el tendón.

Ondas de choque extracorporales
El uso de ondas de choque extracorporales se ha hecho más frecuente en los últimos años, especialmente para las tendinopatías calcificantes. Recientemente se ha demostrado que la combinación de ejercicio excéntrico y el tratamiento repetido con ondas de choque de baja energía es más eficaz que el ejercicio excéntrico aislado en el tratamiento de la tendinopatía del tendón de Aquiles.
Hidrocinesiterapia
La hidrocinesiterapia está recomendada para el entrenamiento sin soportar carga. Actualmente se está modificando el uso de piscinas para dichos ejercicios por las cintas de correr antigravedad porque son más baratas, más higiénicas, más fáciles de mantener y se adaptan a cualquier instalación deportiva o tratamiento. Hay cintas de correr que pueden reducir el peso corporal hasta un 80 % mediante la creación de un compartimento sellado. Esto permite realizar ejercicio sin soportar carga desde fases muy tempranas de la rehabilitación hasta llegar a los entrenamientos de intensidad elevada, minimizando así la carga articular.
Láser
Algunos médicos proponen el uso del láser «frío» de baja intensidad para el tratamiento de las tendinopatías. Sin embargo, los resultados son contradictorios y, por lo tanto, no se puede recomendar el uso del láser hasta que haya evidencia nueva que aclare su papel.
En la mayoría de los casos es beneficioso combinar varios tratamientos, que deberían personalizarse en función del cuadro clínico del paciente y del momento de la temporada.

Dr. Ricard Pruna

Médico deportivo y del ejercicio