Tema

Tratamiento

Tema Progress:

La gran mayoría de las lesiones que afectan al ligamento del tobillo se tratan de forma conservadora. El único tema controvertido en lo relacionado con el tratamiento de las lesiones que afectan al ligamento lateral son los esguinces de tercer grado. En una reciente revisión de Cochrane no se encontró ninguna prueba que apoyara la cirugía.4 Las pruebas apoyan el uso de un tratamiento conservador de tres meses para el resto de esguinces de tobillo en deportistas de cualquier nivel. Las lesiones de la sindesmosis con pruebas de diástasis se deben tratar con cirugía.

El diagnóstico posterior a un esguince de tobillo suele ser bueno. Después de una lesión del ligamento lateral, se recuperará toda la función en un plazo de 6 a 8 semanas. Esto se suele conseguir mucho antes con un buen tratamiento temprano durante la etapa aguda. De media, las lesiones que afectan al ligamento deltoideo o a la sindesmosis pueden tardar el doble de tiempo en curarse. Como en el caso de las lesiones que se producen en el resto del cuerpo, el jugador debe someterse a una serie de pruebas funcionales antes de que se le permita volver a practicar fútbol.

Aunque la mayoría de los pacientes suelen responder bien, al menos un 10 o un 20 % tienen problemas persistentes tras una lesión de tobillo grave.5 Por lo tanto, se debe aconsejar a los pacientes que se pongan en contacto con un médico si presentan síntomas tardíos. Los jugadores con síntomas de inestabilidad persistentes deben realizar un entrenamiento propioceptivo intenso de, al menos, 10 semanas. En el tobillo afectado se deben usar vendajes o férulas para evitar que vuelva a aparecer una lesión durante este periodo de recuperación ampliado. Si los episodios de inestabilidad persisten, después de completar un programa de entrenamiento sensitivomotor adecuado, se debe derivar al jugador a un cirujano ortopédico para que lleve a cabo una evaluación más profunda y establezca el tratamiento. La estabilización quirúrgica de los ligamentos laterales puede estar indicada en esos casos.

 

Prevención

No hay ninguna prueba convincente que muestre que el uso de vendajes o férulas limita el riesgo de lesiones en deportistas que nunca antes hayan sufrido un esguince de tobillo. Sin embargo, se ha demostrado que el uso de vendajes o férulas después de una lesión reduce el riesgo de que se repitan los esguinces.6 El ligamento dañado puede tardar bastante en curarse, probablemente hasta un año. Esto implica que la vuelta al juego es posible antes de que el ligamento se haya curado por completo. La eficacia de los vendajes suele ser un efecto propioceptivo y no un efecto mecánico. Se recomienda que los deportistas usen una férula para el tobillo durante un periodo de 6 a 12 meses después de la lesión.

Haga clic en el siguiente vídeo para ver cómo sujetar el tobillo de un deportista. Tenga en cuenta que el tobillo se coloca en flexión dorsal y eversión.

Se ha demostrado que el uso de vendajes y férulas reduce el riesgo de que se vuelva a producir una lesión. El deportista es el que suele determinar, según su preferencia, la técnica de sujeción que se va a emplear, además del tipo de vendaje.

Obtenga más información sobre los esguinces del ligamento del tobillo, incluida la anatomía de la lesión y el tratamiento quirúrgico.